CCOO DICE NO A LA SUPRESIÓN DEL PREMIO DE FUNCIONARIZACIÓN PROPUESTA POR LAS UNIVERSIDADES ANDALUZAS

Las universidades públicas andaluzas, de manera unilateral, decidieron no pagar el premio de funcionarización a partir de 2021. Ante esta situación, CCOO solicitó de manera urgente la convocatoria de la CIVEA (Comisión de Interpretación del Convenio colectivo).

Tras una primera reunión, las universidades solicitaron un tiempo para reconsiderar su postura y el 18 de mayo presentaron su propuesta: mantener el premio de funcionarización sólo para quien en febrero de 2018 tuviera un contrato de profesorado ayudante doctor o contratado doctor.

Esto supone de facto la EXTINCIÓN del premio de funcionarización, dejando sin el mismo a muchos profesores y profesoras de las universidades andaluzas que no cobraron quinquenios y sexenios en su etapa laboral o los cobraron durante un periodo inferior a 3 años.

CCOO rechazará esta propuesta e instará a las universidades a cumplir lo pactado, el pago del premio de funcionarización según se recoge en los acuerdos vigentes (Convenio colectivo, Acuerdo andaluz de febrero de 2018 y Acuerdo de CIVEA de abril de 2018).

Es decir, instamos a las universidades a abonar a TODO el profesorado que promocione a titular de universidad el premio de funcionarización que corresponda según el convenio (3 años de las retribuciones correspondientes al número de quinquenios y sexenios que le sean reconocidos por primera vez como titular de universidad) MENOS las cantidades que por este mismo concepto hubieran percibido como profesorado contratado doctor o colaborador.

CCOO considera que la suspensión unilateral del pago por las universidades y la propuesta posterior suponen un nuevo recorte de derechos adquiridos del profesorado contratado.

Los Rectores y las Rectoras recurrieron ante el Supremo la sentencia que, a demanda de CCOO, reconoce al profesorado temporal y al personal investigador el derecho al cobro de quinquenios y de sexenios. Ahora, van un paso más allá, y tratan de recortar derechos adquiridos en el convenio colectivo vinculados a quinquenios y sexenios.

También esperamos que los Rectores y Rectoras de las universidades andaluzas reconsideren su posicionamiento, y reconozcan por fin el pago del complemento de doctorado al profesorado sustituto interino, el peor retribuido en cualquier etapa del sistema público educativo.