EL CONFLICTO SIGUE MÁS VIVO QUE NUNCA

Hoy, convocada por la Junta de Personal de Administración y Servicios de la Universidad de Granada, se ha celebrado en la ETS de Ingeniería de la Edificación una concentración-asamblea destinada al PAS de la UGR, para mostrar nuestro rechazo por las políticas de personal desempeñadas por nuestra Rectora Dª Pilar Aranda y su equipo de Gerencia, respecto a la privatización de servicios públicos, por la resolución de los concursos de méritos, la transparencia en las listas de PAS interino, la regulación del teletrabajo, contra la arbitrariedad en las comisiones de servicios y por la carrera horizontal para el PAS.

A pesar del mal tiempo, la asistencia de compañeras y compañeros de todos los sectores, y todas las áreas funcionales ha sido numerosa, y desde aquí queremos agradecer de corazón su asistencia.

Ya han pasado meses desde aquel Claustro extraordinario que se convocó a petición de los representantes del PAS donde se solicitaba a la Rectora que accediera a negociar, pero ella mantiene su postura de no negociar, por lo que todos los sindicatos seguimos unidos con los actos de protesta.

Hoy en el Claustro, durante su informe, la Rectora reconoce que el nuevo modelo de financiación es beneficioso para la UGR este año y va a permitir no sólo la expansión de su presupuesto sino además, la contratación y realización de obras y proyectos nuevos. Esto significa que tenemos más dinero pero, aun así, la Rectora opta por la vía de la privatización de servicios.

Por su parte, la Gerencia se ha radicalizado, tachando de mentirosa a toda la representación sindical. Con La información que ha transmitido a través de sus medios de comunicación, aparte de darnos la razón en todo lo que se informó en las asambleas convocadas por la Junta de Personal, solo ha generado mayor preocupación y desasosiego en la plantilla porque son incapaces de desmentir verdades como puños. Y atacan a los sindicatos porque sin ellos se vive mejor, dirigiendo la institución cómo les da la gana “sin Pepito Grillo”.

Afortunadamente, existe la vía judicial para llamarles la atención sobre sus decisiones arbitrarias, como la reciente sentencia en contra de la concesión de comisiones de servicio en la categoría de recepcionista. Seguramente veremos más referentes a los ceses realizados en el personal interino.

Una Rectora que no negocia, sumado a un equipo de Gerencia que se cree en posesión de la verdad absoluta, no es el mejor caldo de cultivo para la paz social y convivencia de las personas que conformamos la comunidad universitaria de la UGR.

Mañana la Junta de Personal tiene reunión con la Gerencia, donde el único punto del día es: “Información de la Sra. Gerente”.

Ante este clima y la ausencia de negociación sobre los problemas que les preocupan a todos los trabajadores y las trabajadoras de la UGR, albergamos el temor de que hemos sido convocados a una reunión fútil, dónde nos van a contar lo que ellos quieran, pero no soluciones a los problemas reales de la plantilla.

Sin embargo, si algo caracteriza a este sindicato es que no perdemos la esperanza y creemos que aun se puede retomar el diálogo y la negociación como vía de solución de los problemas, y no la imposición unilateral por parte de la Gerencia.

Aun estamos a tiempo de reconducir la situación.

 

RESOLUCIÓN DEL CONCURSO DE MÉRITOS ¡YA!

Y CARRERA HORIZONTAL, IGUAL QUE EN OTRAS UNIVERSIDADES ANDALUZAS