DERECHO A LA DESCONEXIÓN DIGITAL: PEDIMOS UN ACUERDO PARA CUMPLIR LA LEY

En la universidad tenemos una organización del trabajo muy flexible, que tiene muchas ventajas pero que provoca también que se reciban correos de trabajo en sábados, domingos y festivos, durante las vacaciones o cuando estás de baja.

Siempre ha sido así y casi lo consideramos normal.

Pero tras el confinamiento y la pandemia, y debido a la generalización de las comunicaciones telemáticas, el problema se ha agudizado y cada vez recibimos más correos electrónicos extemporáneos, a veces con requerimiento de respuesta inmediata.

Desde CCOO creemos llegado el momento de regular en el seno de la Universidad de Granada el derecho a la desconexión digital reconocido en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, cuyo artículo 88 establece:

«Derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral.
1. Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar».

Desde CCOO hemos presentado una propuesta para la delimitación del derecho a la desconexión digital, que debe cumplir al menos los siguientes puntos:

1. Limitar los correos electrónicos y otras comunicaciones de carácter institucional al horario laboral, prohibiendo dichas comunicaciones durante los periodos de descanso (sábados, domingos y festivos, navidad y semana santa), durante las vacaciones, los permisos y las bajas.
2. Limitar las comunicaciones del alumnado con el profesorado al horario laboral, prohibiendo dichas comunicaciones fuera del mismo.
3. Limitar igualmente las comunicaciones entre los directores y directoras de tesis y el personal predoctoral a su cargo al horario laboral.

Reconocemos que en este momento parece difícil, porque en la Universidad de Granada muchas personas trabajan sin horario y nos hemos acostumbrado a enviar correos en cualquier momento (¡ya lo leerá cuando le vanga bien!).

Pero el derecho a la desconexión digital no sólo incluye el derecho a no contestar, también el derecho a no recibir correos u otras comunicaciones fuera del horario laboral.

Con el tiempo nos acostumbraremos y acabaremos viendo las ventajas de desconectar y descansar de verdad.