CALENDARIO ACADÉMICO Y OBLIGACIONES DOCENTES DEL PROFESORADO

El próximo lunes se lleva al Consejo de Gobierno el Calendario académico 2022-2023. En la Mesa de negociación CCOO ha votado en contra. Explicamos a continuación las razones.

Los plazos para corregir son en algunos casos muy cortos

Quien tenga que realizar un examen el último día de alguno de los periodos de evaluación tendrá entre 1 día, 3 o 4 para corregir, al descontar los 3 o 4 necesarios para la publicación de las calificaciones provisionales, la revisión de exámenes y la presentación de las actas.

Esto se agrava cuando los grupos son muy numerosos, lo que hace aún más largas la corrección, revisión y elaboración de las actas.

En el Calendario académico se incluye la garantía de que el alumnado tendrá un tiempo mínimo de preparación de los exámenes extraordinarios:

“Asimismo, se establecerá un periodo mínimo de siete días naturales entre la comunicación de la calificación provisional de las pruebas de evaluación de la convocatoria ordinaria y las pruebas de la convocatoria extraordinaria”.

En el mismo sentido CCOO solicitó una garantía de que el profesorado tendría un tiempo mínimo para la corrección de los exámenes:

“Igualmente se establecerá un periodo mínimo de cinco días hábiles entre la celebración de las pruebas de evaluación y la fecha máxima de comunicación de las calificaciones provisionales, tanto en la convocatoria ordinaria como en la extraordinaria”.

Pero la respuesta fue negativa (salvo un día más en una convocatoria).

SÍ se ha alargado el plazo de evaluación extraordinaria de TFGs, Prácticas externas y TFMs en septiembre, a propuesta de CCOO.

Hasta ahora estaba fijado en la primera semana de septiembre y el profesorado afectado se veía en la “obligación” de atender durante el mes de agosto (en teoría de vacaciones) a la corrección de los trabajos, para que se pudiesen presentar en los primeros días de septiembre.

Con esta modificación esperamos que el profesorado de la Universidad de Granada pueda disfrutar de unas vacaciones de agosto libres de tareas docentes.

Por el contrario, no está garantizado que los sábados estarán libres de obligaciones docentes puesto que se sigue previendo la posibilidad de exámenes en sábado, sin ninguna compensación pecuniaria.

Si en algunos centros son necesarios los sábados pedimos que se retribuyan, como ya se hace con los compañeros y compañeras que esos mismos sábados abren las aulas de examen.

En realidad, el Calendario académico no puede ser analizado con independencia del resto de condiciones en que se realiza la docencia en la Universidad de Granada:

  • En muchas áreas el profesorado sigue teniendo demasiados créditos docentes.
  • Los grupos siguen siendo muy numerosos en muchos casos, llegando a una matriculación de 100 personas.
  • La incorporación de TFGs en los planes de estudio ha supuesto un incremento considerable del trabajo docente para el profesorado.

En definitiva, para muchos profesores y profesoras las obligaciones docentes ocupan demasiado tiempo.

En consecuencia, una parte del profesorado de la Universidad de Granada se encuentra en la práctica privado de su derecho a la investigación, a pesar de estar reconocido en la LOU.