FRACASA LA PRIMERA APLICACIÓN DEL MODELO DE FINANCIACIÓN DE LA JUNTA YA QUE COMPROMETE SERIAMENTE LA SITUACIÓN FINANCIERA DE LAS UNIVERSIDADES ANDALUZAS

En los últimos días en distintas universidades andaluzas se está viviendo una profunda preocupación al conocer el resultado del reparto del presupuesto para 2022, en aplicación del nuevo Modelo de Financiación Ordinaria de las Universidad Públicas Andaluzas.

La aplicación del Modelo de Financiación a un presupuesto de 2021 prorrogado, presupuesto que contempla para el Sistema Público Andaluz (SUPA) un insuficiente incremento del 2,97% respecto al año 2021, ha comprometido seriamente la situación financiera de 5 de las universidades públicas andaluzas. En dicho reparto, se ha evidenciado el fracaso del Modelo de Financiación de las Universidades Públicas Andaluzas, aprobado por el Consejo de Gobierno con fecha 8 de junio de 2021, y su inaplicabilidad sin un incremento significativo en el presupuesto global del Sistema Público Andaluz.

A pesar de aplicar para este año la «cláusula excepcional de salvaguarda», por la que las Universidades no recibirán menos del 100% de lo recibido en 2021, algunas universidades no experimentarán crecimiento en 2022, ni tan siquiera el 2% correspondiente a la obligada subida salarial para este año.

Este modelo de financiación hipoteca, en su primera aplicación, el futuro y la sostenibilidad de 5 de nuestras universidades, omitiendo los principios que, de acuerdo con el artículo 87 de la Ley Andaluza de Universidades, deben regir el Modelo de Financiación: integridad del sistema, suficiencia financiera, corresponsabilidad entre las Universidades, convergencia de la situación financiera, planificación estratégica y cumplimiento de objetivos sociales, y transparencia en la gestión y su evaluación. Su aplicación ha puesto de manifiesto que los únicos principios que rigen el Modelo de Reparto, no de financiación, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta, son la competencia, la insolidaridad y la fractura del SUPA.

¿Y QUÉ OCURRIRÁ EN EL AÑO 2023? LA SITUACIÓN IRÁ A PEOR

Si se mantiene este modelo, el resultado para 2023 y años sucesivos es seguro que los problemas financieros se vuelvan a reproducir, es más, CCOO teme que la situación financiera se agravará aún más, ya que, al no ser años electorales, el Gobierno de la Junta ya no aplicaría la cláusula excepcional de salvaguarda por la que se «garantizaría el 100%» de lo recibido en el año anterior, causando un daño aún mayor y de consecuencias irreparables, comprometiendo el futuro para más de la mitad de nuestras Universidades Públicas.

También CCOO teme que las incertidumbres presupuestarias y la variabilidad en los elementos que establece el Modelo de Financiación provoque que aumente el número de universidades perjudicadas por la aplicación del modelo.

CCOO EXIGE QUE SE INCREMENTE EL PRESUPUESTO PARA LAS UNIVERSIDADES

Puesto que lo que reciben las Universidades, a través del modelo, sirve para financiar el 80% de sus gastos, es imposible que, con el escenario actual, al menos, 5 Universidades puedan atender el incremento salarial del 2%, el crecimiento vegetativo anual (de trienios, quinquenios, sexenios, etc.) valorado en el 0,8%, así como los gastos corrientes que se estima, atendiendo a la elevada tasa de inflación, que se incrementen significativamente.

El exiguo incremento presupuestario 2022, con tan solo un 2,97% respecto al 2021, imposibilita la aplicación del Modelo de Financiación y apenas permite atender el incremento salarial u otros gastos de funcionamiento del SUPA. Por tanto, desde CCOO exigimos un incremento del presupuesto 2022 de Universidades que garantice, al menos, una cláusula de salvaguarda del 103% de crecimiento de todas las Universidades respecto al 2021. De no ser así, urge la retirada de un Modelo de financiación, que además de faltar a los principios legales establecidos en la Ley Andaluza de Universidades, resulta inaplicable porque el presupuesto global a repartir no garantiza, ni tan siquiera, la necesaria cláusula de salvaguarda.

Seguiremos informando.