CCOO ASUME EL FEMINISMO Y LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN TODAS SUS POLÍTICAS CON HECHOS «Y NO SOLO CON PALABRAS»

“Este 8M adoptamos el lema sufragista de las palabras a los hechos y vamos a pasar a la acción porque para la igualdad tenemos un plan”, deja claro CCOO en su manifiesto con motivo del Día Internacional de la Mujer.


CCOO quiere seguir trabajando día a día en el objetivo de conseguir mejorar las condiciones de vida y de trabajo de las mujeres con hechos concretos. La actuación cotidiana de defensa de la igualdad y la lucha contra la discriminación llevó al sindicato a la aprobación por unanimidad de la inclusión del feminismo como principio estatutario de CCOO en su 12º Congreso Confederal.

“Esto implica asumir el feminismo y la perspectiva de género en todas y cada una de sus políticas de manera transversal con hechos y no solo con palabras”, según el sindicato, que considera que hechos como la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) o la reforma laboral suponen una mejora importante en la vida de las mujeres, sobre todo, en el caso de las más vulnerables.

Es por ello que CCOO ha querido poner en valor el trabajo del sindicato. “Los centros de trabajo son el espacio donde se desarrolla la actividad sindical y es allí donde el sindicato va a llevar el feminismo. Los derechos fundamentales no se dejan en las puertas de las fábricas”, dice el manifiesto.

DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS

“Pasamos de las palabras a los hechos, porque los últimos reales decretos que hemos negociado nos permiten situar los planes de Igualdad como herramienta feminista que revierta los desequilibrios laborales, económicos y sociales entre hombres y mujeres en miles de empresas de este país”, dice CCOO, que insta a que se cumpla lo establecido en las normas y a que las empresas pequeñas apliquen medidas y las grandes y las administraciones públicas negocien y también apliquen los planes de igualdad.

CCOO cree que es el momento de llevar el esfuerzo feminista del sindicato de los últimos años a las relaciones laborales, ya que la acción sindical organizada en torno a la centralidad del trabajo promueve la expansión de un sindicalismo feminista, universal e integrador que convierta al sindicato en “un agente de igualdad, dinámico y socializador, donde las feministas de todo tipo confluyen”.

“Queremos reconocer el trabajo cotidiano feminista que delegadas y delegados realizan en su actividad diaria, pero también usar el 8M para que en los centros de trabajo se debata sobre las desigualdades y discriminaciones existentes en esos centros y dentro de sus empresas”, dice el sindicato.

Más información:

Gaceta sindical 8M