LOS SERVICIOS NO PRIVATIZADOS TAMBIÉN AYUDAN A SUBIR EN EL RANKING DE SHANGHÁI

En los últimos años la Universidad de Granada ha conseguido situarse entre las cuatro primeras universidades de España -la primera andaluza- en el ranking de Shanghái. Y esto lo ha conseguido con todos sus servicios sin privatizar: la limpieza, los comedores, los deportes, la informática.

El resto de las universidades andaluzas se quejan de que la UGR gasta mucho dinero en estos servicios no privatizados, y por lo tanto detrae financiación al resto de universidades. Pero hay que preguntarse si los buenos resultados de la Universidad de Granada no son debidos, en parte, a esos servicios que prestan nuestros compañeros y compañeras en unas buenas condiciones laborales.

Los más modernos sistemas de gestión del personal consideran que el rendimiento (la famosa productividad) aumenta cuando las condiciones de trabajo son mejores, cuando el ambiente es más agradable.

Y es indudable que unos comedores en los que se come tan bien como en los comedores de la UGR o unos servicios de deporte que permiten compensar tantas horas de biblioteca o laboratorio facilitan que profesores e investigadoras, profesoras e investigadores, estén en las mejores condiciones para desarrollar sus proyectos de investigación y así hacernos subir en el ranking de Shanghái.

Por ello, recomendamos al Equipo de Gobierno que, en lugar de pensar en privatizaciones, cree un servicio de guardería -con personal propio por supuesto- con el que seguir mejorando las condiciones en que el personal desarrolla su trabajo. Por ese camino seremos capaces de atraer a los mayores talentos del mundo. Ya que no podemos ofrecerles buenos sueldos, ofrezcamos al menos unas buenas condiciones de vida.

Y, además, ayudaremos a que las mujeres, que siguen siendo quienes más tiempo dedican a cuidar, puedan incorporarse en mayor medida a la excelencia investigadora.

NO A LA PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS EN LA UNIVERSIDAD DE GRANADA