GUÍAS DOCENTES: NO TE PREOCUPES SI NO SABES QUÉ ES LA «MIGA DE PAN»

Es sábado por la tarde en medio del puente del Corpus y has pensado que no tienes nada mejor que hacer que ocuparte de las guías docentes.

Vas siguiendo las instrucciones que nos han enviado en tantos correos y de pronto llegas a un lugar en que te avisan de que tengas cuidado con la «miga de pan».

¡Horror!, ¿qué será eso de la miga de pan?

Desde CCOO te decimos, «No te preocupes», tú eres profesora de Física Teórica, o profesor de Derecho Penal, o de cualquier otra materia, y no puede ser responsabilidad tuya que la página web de la UGR sea accesible para personas invidentes.

Desgraciadamente nuestra universidad nos tiene acostumbrados a estas situaciones esperpénticas.

Y se producen cuando quienes gestionan una empresa tan grande como la UGR (más de 6.000 trabajadores y más de 400 millones de presupuesto) en lugar de encargar la edición de su página web a un personal especializado imponen la tarea a su profesorado, sin dejar que profesores y profesoras se dediquen a dar clase e investigar sin tanto sobresalto.

Una gestión del personal sin duda ineficiente pero que no tendrá consecuencias para sus ideólogos y promotores. Porque en la Universidad de Granada los únicos que no ven evaluada su actividad son justamente quienes se dedican a gestionar y a imponernos supuestos criterios de calidad, nunca evaluados.

El Equipo de Gobierno de la UGR lleva dos años diseñando un proceso de puesta al día de la página web de la Universidad de Granada en lo que se refiere a las guías docentes.

Y después de dos años de pensar no se les ha ocurrido mejor idea que obligar a cada profesor y profesora a editar un trocito de la página web y, además, en el escaso margen de una semana.

Porque hemos de tener claro que la tarea que nos han «encasquetado» no tiene nada de docente, es puramente hacer que la página web de la UGR tenga mejor apariencia.

No era el momento ni son los tiempos, tampoco son los modos. ¡Una vez más!