CCOO RECHAZA EL ANTEPROYECTO DE LEY DE CIENCIA POR NO DAR SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS AGRAVADOS POR LA PANDEMIA EN EL SECTOR DE LA INVESTIGACIÓN

El sindicato ha mostrado su disconformidad ante este trámite que no “aborda suficientemente” aspectos como el envejecimiento de las plantillas, la intervención del sector privado o la carrera profesional para el personal que se dedica a la investigación

El sindicato de CCOO ha mostrado su rechazo al anteproyecto de Ley de Ciencia propuesto por el Gobierno. Desde la organización sindical se ha considerado que este documento, que se ha aprobado, sin negociación, no profundiza en los grandes problemas del sistema científico-técnico actual, y que se han agravado por la crisis de 2009, “mucho más agudizados por la pandemia”.

Desde el sindicato se ha expuesto cómo este anteproyecto no “aborda suficientemente” los grandes aspectos de este ámbito, como son: el creciente envejecimiento de las plantillas del personal, con edades de acceso que alcanzan los 43 años, una situación que también se da en el sector privado, la ausencia de una carrera profesional, o el no reconocimiento de los derechos laborales plenos para los trabajadores y trabajadoras del sector.
También destacan que el documento no hace referencia la personal investigador sanitario y no afronta la coordinación de la movilidad y promoción interna dentro del sistema. La modificación más importante es el sistema de acceso del personal científico, sustituyendo la escala funcionarial de Científicos Titulares, que se declara a extinguir, por el famoso Tenure-track, una figura teóricamente “fija” pero con dos cláusulas de despido. Un contrato fuera de la legislación española y que vulnera el Derecho Internacional, como indica el Ministerio de Trabajo, que lo considera “un contrato temporal más”.

De la misma forma, tal y como ha trasladado el sindicato, los problemas de financiación ni siquiera se mencionan en el texto, mientras la brecha en el gasto en I+D+i respecto al PIB sigue creciendo respecto a la media europea.

Tampoco se afrontan los problemas de coordinación entre las distintas administraciones públicas, proponiendo una modificación mínima de las funciones del Consejo General de Ciencia y Tecnología, sin la relevancia y visibilidad de los Consejos de Sanidad o Política Fiscal. La iniciativa tampoco apunta a construir un modelo eficaz para asegurar una transformación de nuestro sistema productivo hacia un modelo centrado en la innovación.

Así, desde CCOO se reclaman ciertas medidas que giran en torno a los siguientes aspectos:

  • Un Plan de Choque contra el alarmante envejecimiento y precariedad de los trabajadores de investigación.
  • Un compromiso financiero plurianual que permita afrontar las reformas previstas y reducir nuestro diferencial respecto a los países de la UE.
  • Desarrollar las carreras profesionales del personal de investigación, creando itinerarios profesionales definidos, claros y con un horizonte de estabilidad, con el fin de reducir de forma significativa la edad de incorporación a las figuras estables.
  • Desarrollar la figura del Tecnólogo/a que aparece en la actual Ley de la ciencia y articular la carrera profesional del personal técnico, artículo 29 de la ley 14/2011.
  • Fomentar mecanismos horizontales que permitan el intercambio y movilidad de personal entre las diferentes escalas: científica, técnica y de gestión, y entre los distintos actores del sistema (OPIS, Universidades, Sistema Sanitario).
  • Negociación de todos los aspectos de la reforma de la ley en la Mesa de Diálogo Social. Reconociendo derechos laborales plenos para todo el personal del sector de la investigación, así como la negociación de las condiciones salariales y laborales.
  • Establecer las modificaciones legales que permitan la coordinación eficaz entre las diferentes administraciones públicas, cuyos problemas se han hecho más evidentes durante la pandemia.
  • Avanzar hacia un sistema de I+D+i que sirva de base a una transformación real de nuestro sistema productivo en un modelo centrado en la innovación, sin supeditar en ningún caso el sector público a la iniciativa privada.

Fuente: CCOO Andalucía (enlace)