SOBRE LA NUEVA INSTRUCCIÓN DE LA GERENCIA

El martes, 26 de enero, Gerencia publicó la Instrucción de Servicio 1/21, de 26 de enero 2021, por la que se suprime el porcentaje de presencialidad a prestar por aquellos Centros, Servicios, Unidades o Áreas en las que sea posible la realización de procedimientos en la modalidad no presencial.

La Gerencia ya nos tiene acostumbrados a esta manera de proceder. En esta ocasión, si bien es precisa la reducción de la presencialidad -y el porcentaje era un impedimento para hacerlo- y que, en vista de los números de la pandemia del Covid-19 (contagios, ingresos,…) era lógico y normal volver a regular esta cuestión, entendemos que puede hacerse mejor.

¿Por qué decimos esto? Porque creemos que hay que tener en cuenta a la representación de los trabajadores y trabajadoras del PAS.

Dicha instrucción fue presentada de manera exprés sin que las propuestas realizadas en la reunión fueran atendidas. Así, planteamos propuestas sobre teleformación (no la formación en algún aula del centro, sino desde el domicilio), incremento del teletrabajo (que determinadas tareas y funciones de algunos colectivos cuyo trabajo es mayoritariamente presencial se puedan desarrollar a distancia), etc.

En ese sentido, conviene recordar que el PAS de la UGR que actualmente está en modo presencial no ve modificada su jornada, como sí ocurre en otras Universidades Andaluzas.

Ya entrando en el contenido de la instrucción, queremos señalar que es loable la propuesta de supresión del porcentaje de presencialidad y de establecer una mínima. Pero… ¿qué se entiende por presencialidad mínima? Sin ser una persona experta en matemáticas, podemos entender que una persona es la presencialidad mínima.

Queda claro el ánimo de la instrucción de «hacer compatible la prestación efectiva de los servicios y la restricción de la movilidad» y de que las personas responsables de los Centros, Servicios y Unidades deben adoptar «las medidas necesarias para la ejecución de la presente instrucción.»

¿Por qué entonces se producen tantas distorsiones y existe ese empeño en algunas unidades en que siga acudiendo el personal de manera presencial?

En esta ocasión se deja en manos de las personas responsables tomar la decisión y como siempre, cada cual lo hace lo mejor que cree o puede, y como siempre, el personal se siente agraviado por esas diferencias. Según el centro de trabajo, tareas, etc., tienen que actuar, aunque todos seamos personas trabajadoras de la misma institución.

El libre albedrío es algo muy sano de practicar, mas no se puede permitir que en un centro vengan un día a la semana a trabajar y en otro, vengan todos los días. Y que en algunos centros no haya diferencias en la aplicación de una instrucción que establecía un porcentaje de presencialidad y otra en la que se suprime ese porcentaje, yendo a trabajar el mismo número de personas, cuando lo que hay que promover es una restricción de la movilidad.

Nos gustaría equivocarnos pero lo peor de todo, es que posiblemente, dentro de unos días, tendrán que sacar una nueva instrucción más restrictiva.

Si esa situación se da, esperamos que aprovechen el momento para hacerlo mejor y prioricen la salud del personal de la UGR.

Información relacionada

CCOO VALORA LA AMPLIACIÓN DEL TRABAJO NO PRESENCIAL PARA EL PERSONAL DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

ANTE LA INTENSIFICACIÓN DE CONTAGIOS DE COVID-19, CCOO HA SOLICITADO SERVICIOS MÍNIMOS PRESENCIALES