LA JUNTA, TRAS RECORTAR 135 MILLONES, AHORA QUIERE REDUCIR EL NÚMERO DE TITULACIONES

CCOO se opone a los nuevos recortes en las universidades públicas andaluzas y seguirá con las movilizaciones

Al recorte impuesto hace unos meses de 135 millones del presupuesto de las Universidades Públicas, hay que sumar ahora las últimas declaraciones del consejero de Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, anunciando un “reajuste” (recorte) del Mapa de Titulaciones, utilizando como excusa un ESTUDIO que el Gobierno andaluz encargó en marzo de 2019 a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y que ésta a su vez adjudicó en noviembre de ese año a la auditora KPMG.

EL CONSEJERO AFIRMA QUE “SOBRAN TITULACIONES EN LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS DE ANDALUCÍA”

Parece que los estudios que la Junta de Andalucía encarga “ad hoc” son la excusa que necesitan para poner en marcha las medidas que están incluidas en su hoja de ruta: la privatización de la enseñanza pública y la eliminación del criterio de igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior en Andalucía.

Prueba de ello es que, antes de este estudio, el consejero Velasco ya venía anunciando lo mismo. En septiembre de 2019 afirmó públicamente que habría que ajustar el mapa de titulaciones de las Universidades Públicas; en concreto hizo referencia a las titulaciones de menos de 30 estudiantes, afirmando que la racionalización de la oferta no significa, a priori, “suprimir grados”. Sin embargo, estamos convencidos que si no lo remediamos se suprimirán.

Esto podría suponer, de media y con datos del curso pasado, el cierre del 16,21% del total de las titulaciones en las Universidades Públicas de Andalucía. Este porcentaje sería muy superior en algunas universidades y campus.

LA REDUCCION DE TÍTULOS SUPONDRÍA UNA HERIDA DE MUERTE PARA ALGUNAS FACULTADES, CAMPUS E INCLUSO UNIVERSIDADES

Además del número de alumnado, otro de los aspectos que recoge el estudio son las titulaciones que podrían ser «suspendidas cautelarmente» por falta de demanda, entre ellas, las carreras «de letras»: Lenguas Extranjeras, Clásicas, Geografía o Turismo. También están Humanidades, Ciencias Ambientales o Lenguas y Dialectos Españoles, además de las titulaciones de Derecho, que deberían pasar una evaluación para ser cerradas temporalmente por su escasa inserción laboral.

También la AIReF, sugiere «suspender temporalmente» títulos que, pese a la alta demanda, tienen una tasa de empleo baja, como es el caso de Criminología, Bellas Artes, Derecho, Traducción e Interpretación, Ciencias del Mar, etc.

REDUCCIÓN DE “ALTOS CARGOS” EN LAS UNIVERSIDADES

Otro de los anuncios hecho por el consejero es la necesaria reducción del exceso de “altos cargos” en las Universidades, confundiendo este término con el número de este tipo de “cargos” que el Gobierno de la Junta mantiene en su organigrama a pesar de haber prometido reducirlos en Andalucía.

En el caso de la Universidad, los cargos a los que se refiere el Consejero son los que, por Ley, pueden ser nombrados en las universidades, las reducciones docentes (horas de clase) que se establecen por tramos de investigación evaluada por Ley o los reconocimientos docentes que se acuerdan en las Universidades para que el profesorado pueda atender otras actividades, como dirección de tesis doctorales, de los TFG o TFM, de másteres, de proyectos internacionales o de transferencia,…

La disminución de estas reducciones docentes podría conllevar una reducción del empleo en el Personal Docente e Investigador que han sido contratados por ese motivo.

TAMBIÉN INSINÚAN RECORTES PARA EL ALUMNADO

En el estudio señala que los precios públicos son excesivamente bajos en Andalucía, al contrario de otras comunidades autónomas como la de Madrid (casi el doble) y Cataluña (casi el triple).

También se vuelve a plantear la conveniencia o no de mantener la bonificación del 99% de la matrícula según el rendimiento académico del curso anterior, puesto en marcha por el ejecutivo anterior, reabriendo el debate que ya se tuvo en el Parlamento de Andalucía, aunque el consejero quiere tranquilizar al alumnado afirmando que “no se van a tocar en esta legislatura”, es decir, antes de las elecciones.

MODELO DE FINANCIACIÓN

Todo lo anterior, con toda seguridad va a influir en el nuevo modelo de financiación que se negociará en breve y que, más allá de dar solución al problema de financiación de las Universidades, los agravará.

Además, desde CCOO nos tememos que no se recuperen los 135 millones recortados, cuantía que fue sustraída a cambio de que las universidades públicas pudieran utilizar los remanentes, castigando, de este modo, la buena gestión presupuestaria de las universidades andaluzas en el campo de la contención del gasto y la reducción del déficit.

Esta situación ahora resulta más paradójica ya que la reciente eliminación de las reglas fiscales ya aprobadas por el Ministerio de Hacienda para los ayuntamientos y otras administraciones, hubiera permitido igualmente a las universidades andaluzas reclamar el uso de dichos remanentes evitando el recorte de los 135 millones.

CCOO PLANTEARÁ UNA MOVILIZACIÓN CONTUNDENTE

CCOO mantiene la campaña de movilizaciones, que se acrecentarán en la medida que se vayan cumpliendo nuestros peores presagios.

Desde CCOO venimos movilizándonos contra los recortes de la Junta de Andalucía a las Universidades Públicas y denunciando sus intenciones por potenciar a las universidades privadas en una calculada estrategia de voladura controlada y por fases del sistema universitario público andaluz, que tantos años ha costado construir y tan excelentes resultados ha obtenido en el acceso universal a la formación superior en nuestra comunidad, en la capacitación de miles de jóvenes, en la nivelación social de los mismos y en el progreso y modernización de Andalucía.

De este modo, los planes del Gobierno andaluz confirman el sometimiento de la política educativa pública a criterios ultraliberales, poniendo el foco en exclusiva en la rentabilidad de las titulaciones, priorizando una óptica economicista que desplaza la educación superior como bien social superior y la reduce a números. Las universidades públicas son instituciones proveedoras de un servicio público fundamental que no debe responder sólo a criterios de rentabilidad económica sino social de forma preferente.

¡¡¡CCOO por la defensa de la Universidad Pública y de Calidad en Andalucía!!!