ESTAMOS ANTE UNA VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS DE PROFESORES Y PROFESORAS

Los acuerdos de los Consejos de Gobierno suponen:

MODIFICACIÓN UNILATERAL DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO

VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS DE PROFESORES Y PROFESORAS

LAS UNIVERSIDADES SE HAN NEGADO A LA NEGOCIACIÓN

Los Consejos de Gobierno de las Universidades Públicas Andaluzas han aprobado unilateralmente documentos que pretenden ser meros criterios académicos de adaptación de la enseñanza universitaria a las exigencias sanitarias causadas por la COVID-19, negando la negociación en el marco de cada universidad.

Tampoco han atendido la petición de negociación en el marco andaluz, a través de la Mesa de Negociación de las universidades públicas de Andalucía y de la CIVEA (Comisión de Interpretación, Vigilancia, Estudio y Aplicación del Convenio Colectivo).

NO SON MEROS CRITERIOS ACADÉMICOS NI UNA SIMPLE ADAPTACIÓN DE LA ENSEÑANZA UNIVERSITARIA

La obligación impuesta por los Consejos de Gobierno de adoptar un sistema de docencia multimodal, en ausencia de un estado de confinamiento, se traduce en una modificación sustancial del sistema de trabajo.

También es obvio que el escenario multimodal supondrá un aumento de la carga de trabajo, derivado de la adaptación de la docencia por parte del profesorado y del requerimiento de la virtualización parcial o total del contenido de las asignaturas.

Además, en su caso, la imposición de la captación de imagen y voz, así como la retransmisión de una lección oral por los profesores desde las instalaciones de la universidad sería un atentado a su imagen.

Ante una nueva situación de confinamiento, la docencia virtual total tiene que ser reconocida como teletrabajo, y por tanto tiene que estar negociada y regulada.

Se debe por tanto realizar a priori una valoración de las condiciones de trabajo que tendría el profesorado en su casa, una evaluación de los riesgos laborales, además de prever el suministro de los medios adecuados para desarrollar el trabajo a distancia.

Es necesario, además, regular el derecho de adaptación de la jornada y el derecho a la reducción de la misma durante el escenario no presencial.

Por todo ello, CCOO-Andalucía está estudiando la respuesta adecuada desde el punto de vista sindical y jurídico a lo que consideramos es un atentado a los derechos de profesores y profesoras.