NI TUTORIAS NI REVISIONES PRESENCIALES: EL ALUMNADO SIGUE TENIENDO VETADO EL ACCESO A LOS CENTROS

En el día de ayer se celebró Mesa de Negociación para modificar el “Plan de reincorporación presencial ante la COVID-19 del personal de la Universidad de Granada tras la finalización del estado de alarma”.

La Rectora y el Vicerrector de Política Institucional y Planificación iniciaron la reunión mostrando su disposición a negociar y alcanzar acuerdos (“la buena negociación es que nadie gane 10-0 o 9-1” dijo la Rectora).

Pero una vez más, comprobamos que eran sólo buenas palabras porque el Plan salió como entró, sin una sola modificación.

Bueno, no queremos mentir, sí hubo alguna modificación sobre el documento enviado previamente, pero fueron modificaciones incluidas por el propio Equipo de Gobierno en su documento.

CCOO presentó distintas propuestas, recogiendo peticiones concretas que hemos recibido del personal de esta universidad. Todas fueron rechazadas.

1. Posibilidad de realizar con carácter voluntario revisiones de exámenes presenciales, además de las virtuales

Se nos dijo que no es posible porque supondría desigualdad entre el alumnado, pues numerosos alumnos han vuelto a su lugar de origen.

Esto significa ignorar que también el sistema de docencia a distancia está suponiendo de hecho una gran desigualdad entre el alumnado, pues no todo el mundo tiene los mismos medios, ni siquiera las destrezas necesarias.

También se añadió que sería muy difícil garantizar las medidas de seguridad.

Desde CCOO nos resulta difícil comprender cómo se puede garantizar la seguridad y salud en un campus deportivo o informático con niños y niñas de ocho años y no se podría garantizar recibiendo a nuestro alumnado individualmente y con cita previa.

2. Realización de tutorías presenciales, además de las virtuales, con carácter voluntario tanto para el profesorado como para el alumnado

Los argumentos fueron los mismos, e igual de endebles.

3. Apertura normal de las bibliotecas al Personal Docente e Investigador

Igualmente se nos dijo que no era posible, porque los libros deben pasar una «cuarentena» de 14 días.

Tampoco en este caso se comprende la medida, cuando podemos asistir a las librerías y tocar los libros, sin que tengan que pasar una «cuarentena».

4. En materia de conciliación, CCOO solicitó la convocatoria urgente de la Comisión Técnica correspondiente y la adopción de medidas que permitan al personal con cargas familiares seguir desarrollando su trabajo, ya sea presencial o a distancia.

No obtuvimos respuesta positiva ni siquiera a una medida de flexibilización de la jornada laboral tan sencilla como que se pudiese disfrutar de los asuntos propios por horas, siempre que las necesidades del servicio lo permitieran.

5. Solicitamos que el Plan de Reincorporación estableciese criterios para la clasificación de los puestos de trabajo en presenciales o no presenciales

Estos criterios son necesarios dado que, en lo que se refiere al Personal de Administración y Servicios, existen discrepancias sobre cómo se están clasificando los puestos de trabajo.

Nuevamente una negativa por respuesta.

6. Rechazamos la conversión de unas “Recomendaciones” en norma

El apartado 4.2 del Documento presentado y aprobado convierte en norma directamente aplicable en la UGR las Recomendaciones del Ministerio de Universidades, tal como ya advertíamos en un correo anterior.

En resumen, el Documento del Equipo de Gobierno salió de la “negociación” tal como lo presentaron.

CCOO votó en contra porque, a falta de que el VAR diga otra cosa, nos pareció que el resultado era 10 a 0 y, sobre todo, que no se tienen en cuenta las propuestas del personal de esta universidad, que sólo busca mejores resultados para su trabajo.