ÉXITO DE LAS CONCENTRACIONES CONTRA EL RECORTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA A LAS UNIVERSIDADES

Ayer se concentraron cientos de delegadas y delegados de UGT y CCOO ante los rectorados de las Universidades Públicas Andaluzas para protestar contra el recorte de 135 de millones de euros a las Universidades Públicas Andaluzas, anunciado por la Junta de Andalucía

Las movilizaciones han sido un éxito en Andalucía y en particular, en la Universidad de Granada. Si el recorte previsto pone en serio peligro la viabilidad del Sistema Universitario Andaluz, para la UGR con una estimación del mismo de más 26 millones de euros, la situación se torna aún más dramática.

No podemos permitir que se reduzca el presupuesto de la Universidad de Granada en esas cantidades. Tendría un impacto brutal en una ciudad ya muy tocada por la falta de turismo y, también, hay que tenerlo en cuenta, por los cerca de 30.000 estudiantes de la Universidad de Granada que desde el 14 de marzo no viven en Granada por la suspensión de las clases presenciales.

Por ello, en el Manifiesto por la Universidad Pública leído ayer, CCOO y UGT reiteramos nuestro llamamiento a la unidad a toda la comunidad universitaria para hacer frente a este ataque a la sostenibilidad del sistema universitario público andaluz.

Asimismo, instamos a las Rectoras y Rectores andaluces a mantener la unidad entre ellos, y a que se coloquen al frente de sus respectivas comunidades universitarias (PDI, PAS y alumnado) para seguir defendiendo la UNIVERSIDAD PÚBLICA. En algunas Universidades, como las de Sevilla y Almería, los Rectores ya se sumaron a la concentración.

Sin embargo, a pesar de la exitosa jornada de movilizaciones de ayer, contra los recortes, que quieren imponer torticeramente el gobierno andaluz a las Universidades, movilizaciones promovidas por UGT y CCOO, como los sindicatos mayoritarios (definidos en la ley como tales y no inventados), lamentamos que coincidiendo con su celebración se haya publicado algún mensaje de correo/comunicado que trata de justificar, cuando nadie se lo ha pedido, el no apoyo a estas movilizaciones, aprovechando y parece que criticando de paso a las centrales sindicales convocantes. Quizás, se trate sólo de mala conciencia.

La excusa declarada es que lo consideran un “presunto recorte”, como si no valieran las evidencias palpables (Decreto-ley 14/2020, por el que se establecen con carácter extraordinario y urgente medidas para la reactivación del sector de la hostelería, restauración, ocio y esparcimiento, se adoptan las medidas de apoyo a las Entidades Locales necesarias para contribuir a la apertura de playas seguras y otras medidas económicas y tributarias, ante la situación de alerta sanitaria generada por el coronavirus (COVID-19) o la misma declaración de las Rectoras y Rectores, la última en la carta dirigida al Consejero el pasado día 9 de junio. Además, para tratar de rematar la excusa, para buscar la “prueba del 9”, que definitivamente demuestre sin dudarlo si es o no un recorte, se le pide al verdugo, al Consejero de Universidades, que me reciba y que me lo explique, un Síndrome de Estocolmo en toda regla.

La movilización de ayer estaba abierta a toda organización o persona que quisiera asistir, encabezada por las delegadas y delegados sindicales de ambas organizaciones convocantes, no había que invitar a nadie, o ¿es que no tenemos el derecho las organizaciones sindicales a confluir y coorganizar con quien libremente decidamos?

Posiblemente, el mismo gobierno andaluz se estará frotado las manos cuando aprecia división sindical y dudas sobre la existencia de recortes a las universidades, dudas que son, precisamente, las que tratan los consejeros de infundir.

En fin, dejémonos de excusas, de paños calientes, de buscar a Nemo y defendamos a las Universidad andaluza ante lo que es un recorte en toda regla, que supone ni más ni menos que el comienzo de su desmantelamiento para entregarla a manos privadas.