CCOO VALORA LA SENTENCIA DEL TJUE SOBRE PERSONAL INTERINO

Compartimos la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) contra la perpetuidad de la temporalidad del personal interino.

Esta sentencia se fundamenta en las directivas que recoge el Acuerdo Marco de la UE sobre el empleo temporal cuyos objetivos son:

  • mejorar la calidad del trabajo de duración determinada garantizando el respeto al principio de no discriminación
  • evitar los abusos derivados de la utilización de sucesivos contratos o relaciones laborales de duración determinada.

No impone la obligación de transformar en indefinidos los contratos de trabajo temporales, pero sí establece la obligación de contar con otras medidas que sean efectivas para evitar o sancionar la utilización abusiva de sucesivos contratos temporales.

El remedio al abuso de la temporalidad del personal funcionario interino no es la conversión en indefinido no fijo ni ninguna otra figura análoga propia de la jurisdicción social, sino el mantenimiento de la relación funcionarial a través de los cauces legales establecidos. La posibilidad de que la Administración pública consolide mediante procesos selectivos el empleo de funcionariado interino, prevista en el EBEP, es la única medida que permite luchar contra la utilización abusiva de las relaciones de servicio de duración determinada.

La sentencia reconoce que:

  • El personal interino está cubriendo en realidad necesidades permanentes de personal.
  • En el sector público español, existe un problema estructural que se traduce en un elevado porcentaje de empleados públicos temporales, cuya contribución es esencial para el buen funcionamiento de los servicios.
  • También aclara cuales son las causas de nombramientos y ceses del personal temporal (interino, eventual y de sustitución).
  • Recuerda que el EBEP recoge la obligatoriedad de convocar los correspondientes procesos selectivos, debiendo incluir en ellos las plazas ocupadas de forma temporal que tengan asignación presupuestaria o respondan a necesidades estructurales y cuyas funciones sean las mismas que las del personal fijo.
  • Admite que en una Administración que dispone de numeroso personal, como es la nuestra, son inevitables las sustituciones temporales a causa de bajas por enfermedad, permisos de maternidad, etc. La sustitución temporal en esas circunstancias justifica, tanto la duración determinada de los contratos, como la renovación de los mismos en función de nuevas necesidades, en cambio, no admite que nombramientos de duración determinada puedan renovarse para desempeñar de modo permanente y estable funciones incluidas en la actividad normal del personal fijo.
  • Otro aspecto importante de esta sentencia es que el hecho de que el personal interino haya consentido sucesivos contratos no le priva de la consideración del carácter abusivo de los mismos, ya que su situación de debilidad podría disuadirle de hacer valer expresamente sus derechos frente a la Administración, en particular cuando su reivindicación pudiera exponerle a medidas que redundasen en perjuicio de sus condiciones de trabajo.
  • En cuanto a indemnizaciones, la sentencia establece que son los juzgados españoles quienes deben apreciar, de acuerdo con nuestro Derecho Nacional, si procede la concesión a estos empleados públicos de una indemnización equivalente a la abonada en caso de despido improcedente y considera que sería una medida adecuada para prevenir y, en su caso, sancionar los abusos derivados de la contratación temporal.

Por último, de la sentencia se desprende con claridad que la transformación de personal interino en fijo está excluida categóricamente, ya que el acceso a la condición de personal fijo en la Administración solo es mediante la superación de un proceso selectivo.

Desde el Área Pública de CCOO se han emitido los siguientes comunicados

CCOO seguirá trabajando para la consolidación y estabilización del empleo público, contra la precariedad y por la ampliación de las plantillas

– NOTA COMPLEMENTARIA A LA VALORACIÓN SENTENCIA TJUE, DE 19 DE MARZO DE 2020, DICTADA EN LOS ASUNTOS C‐103/18 Y C‐429/18 (ACUMULADOS) sobre abuso o fraude en la contratación

en los que valora esta sentencia y hace hincapié en la defensa del servicio público y la estabilidad en el empleo, al tiempo que exige a las Administraciones Públicas lo siguiente:

  • responsabilidad y cumplimiento de los acuerdos
  • reconocimiento, en las bolsas y acuerdos, de toda la experiencia y profesionalidad del personal que se encuentra en esta precaria situación, absolutamente ajena a su voluntad
    no discriminación entre personal fijo y temporal.
  • Asimismo, CCOO insiste en que debe llevarse a cabo una correcta transposición en la normativa nacional (EBEP), para que se contemplen las medidas disuasorias que eviten tal discriminación y para sancionar el abuso o fraude en la contratación, tal como recoge la directiva comunitaria 1999/70 CE.

En la sección sindical de CCOO-UGR compartimos este análisis y exigimos que, una vez hayamos superado el estado de alarma como consecuencia de la propagación del COVID-19, se agilicen todos los procesos selectivos y, a través de ellos, se favorezca y promueva la estabilización del personal interino, garantizando el reconocimiento de su experiencia profesional, siempre bajo el respeto a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad.