EXAMEN DE SEVILLA VS EXAMEN DE GRANADA: ESCANDALOSO AGRAVIO COMPARATIVO

De la comparación del examen realizado para la escala Auxiliar de la Universidad de Sevilla con el primer ejercicio de la convocatoria de la escala Auxiliar Administrativa de la Universidad de Granada se concluye que hay mucho que mejorar en la UGR.

El pasado domingo, 30 de junio, se celebró el ejercicio de la convocatoria de la escala Auxiliar de la Universidad de Sevilla.

Tras conocer el ejercicio realizado por las personas aspirantes (casi 11.000 personas inscritas para 230 plazas), la sensación que nos produce es una mezcla entre indignación, tristeza, frustración y empatía con nuestras compañeras y nuestros compañeros de la UGR por el agravio comparativo que están sufriendo y por el sentimiento de ninguneo, falta de valoración y desamparo que estarán experimentando al ver que la Universidad de Granada, SU UNIVERSIDAD -aunque parece que ésta no los considere parte de ella-, no trata igual a su personal interino que el resto de universidades.

La Universidad de Sevilla, como la UGR, realizó una sola convocatoria con 233 plazas, 95 de las OPE de 2017 y 2018 más 138 de la extraordinaria de estabilización de empleo de 2018 pero, a diferencia de lo ocurrido en la UGR, allí se ha puesto un ejercicio acorde con las funciones y tareas de los puestos convocados, escala Auxiliar Administrativa.

Para más inri, la UGR, en cumplimiento de la sentencia judicial dictada por el recurso a la convocatoria que se está llevando a cabo, va a puntuar los ejercicios realizados en otras universidades (como éste de Sevilla cuando toque) exactamente igual que los que tienen que afrontar las personas que aspiran a ser personal funcionario de carrera en la Universidad de Granada, sin considerar que las pruebas que han tenido que superar en la Universidad de Granada (primer ejercicio de esta convocatoria) son más difíciles y enrevesadas.

CCOO ya trasladó a la Gerencia y a la plantilla lo que pensaba de la prueba realizada en su momento sin compararla con ninguna otra (consideraciones sobre el primer ejercicio de la escala Auxiliar Administrativa). Entendemos que hay que ejecutar la sentencia pero teniendo en cuenta que se valoran igual los ejercicios realizados en todas las universidades ¿Por qué ese empeño en que nuestro personal auxiliar lo tenga más difícil que el resto? ¿Por qué esa forma de proceder con nuestro personal interino? ¿Por qué ponerles cada vez más obstáculos y exigirles cada vez más, cuando nuestras universidades vecinas no lo hacen? ¿Acaso se considera que nuestro personal es de segunda? ¿No está la universidad contenta con su labor? Al igual que hay que acatar las sentencias, acátese también la ley, art. 55.2.e) del TREBEP “Adecuación entre el contenido de los procesos selectivos y las funciones o tareas a desarrollar”.

Esperamos que en las próximas convocatorias, que muchas de ellas son de estabilización de empleo exclusivamente, los compromisos adquiridos con el colectivo de personal interino se materialicen en hechos.