Aplicación de la subida salarial en la UGR

Desde CCOO queremos informar de la posición del vicerrectorado de investigación de la UGR respecto a la aplicación del EPIF que nos ha transmitido en una reunión con los sindicatos CCOO, UGT y CSIF.

La UGR ha mostrado su buena disposición a aplicar las subidas salariales correspondientes al EPIF sin aplicar el artículo 7.3, correspondiente al prorrateo de los salarios. Esto lo valoramos muy positivamente debido al perjuicio que podía suponer el prorrateo al cálculo del subsidio por desempleo (70% de los últimos 180 días trabajados).

En principio, la mayoría de contratos que estén en primer y segundo año no verán modificado su sueldo debido a que su salario está ya por encima del mínimo establecido por el EPIF para estos años. Sin embargo, prácticamente la totalidad de los contratos en su tercer y cuarto año si que obtendrán la esperada subida. Según el vicerrectorado ya se ha dado la orden de pago y la subida salarial debería aparecer en la nómina de junio con los correspondientes atrasos desde el 16 de marzo.

Este aumento salarial tendrá un coste de unos 500.000€ para la UGR en este año 2019 (en siguientes años sería superior, pues en este la subida salarial es a partir de la mitad de marzo). Respecto a esto, nos han transmitido que consideran que el gobierno central debe asumir los costes de la subida salarial, pero que es su responsabilidad hacer los pagos desde ya, como hemos venido defendiendo desde Comisiones Obreras. Consideramos que esta posición es muy razonable y esperamos que sea también seguida por el resto de universidades del país. Si bien es legítimo que soliciten un aumento de presupuesto al gobierno central, deben realizar mientras tanto los pagos de las subidas salariales.

Por otra parte, defienden que la docencia que contempla las 240 horas debe mantenerse en aquellas convocatorias en las que ya está establecida, argumentando que esto implica condiciones ventajosas para el personal predoctoral. No obstante, desde CCOO queremos hacer una evaluación pausada de las consecuencias que puede tener esto. En cualquier caso, nos preocupan las posibles disfuncionalidades que puedan surgir de las diferentes cargas docentes de las diferentes convocatorias, y especialmente de aquellas convocatorias que podrían asumir más carga laboral. Esta cuestión se valorará conjuntamente con el colectivo en la asamblea que tendremos el lunes 10 de junio en la Facultad de Ciencias en el aula G1.

Desde CCOO recibimos con agrado la posición del vicerrectorado, y felicitamos al colectivo predoctoral por esta victoria después de dos meses de lucha. Además, consideramos que hay una buena concordancia con el vicerrectorado que nos permitirá terminar de resolver todos los posibles detalles o discrepancias que podamos tener. Esperamos que sea una posición compartida y que ninguna Universidad quede atrás. Desde CCOO continuaremos vigilantes y acompañando al colectivo predoctoral para asegurar el cumplimiento del EPIF.