Acerca de cómo aplicar el EPIF

Ante el atraso sistemático por parte de las Universidades y la pasividad por parte del gobierno central para aportar financiación y abordar el tema la subida salarial prevista por el EPIF, desde CCOO venimos impulsando la justa reivindicación, en conjunto con el colectivo predoctoral del pago inmediato de los salarios que les corresponden.

Tras un mes de reivindicaciones y petición de una solución por parte de las plantillas, ha habido un mínimo pronunciamiento por parte de la CRUE en términos de un informe jurídico que, tal y como ya expuso CCOO, en gran medida da la razón a los predoctorales.  En él se reconocen los siguientes aspectos:

  • Subida salarial: Tal y como se ha reclamado, reconoce que “los salarios devengados a partir del día 16 de marzo de 2019 de todos los contratos pre-doctorales, presentes y futuros, deberían ser actualizados.”
  • Prorrateo: La inclusión del prorrateo salarial en los cuatro años de contrato presenta problemas en el cálculo del paro (se calcula como el 70% de los últimos 180 días trabajados). Incluso puede originar que se ignoren las posibles actualizaciones de las tablas salariales que tiene este convenio todo los años. Si bien es cierto que el EPIF ha generado dudas con la inclusión del artículo 7.3 por parte del Gobierno, el informe apunta a la postura que venimos defendiendo desde su entrada en vigor. Es decir, “lo correcto es liquidar y pagar los salarios de acuerdo con los porcentajes correspondientes en función de la anualidad en que se encuentre el contrato.”

Defenderemos que no se realice ningún prorrateo, que se ajuste cada año el salario en función de lo establecido en la Ley de la Ciencia y que haya actualizaciones salariales anuales en base a las tablas salariales del convenio único del personal laboral de la AGE.

  • Docencia: La CRUE defiende la posición de mantener las 240 horas de docencia en aquellas convocatorias ya publicadas previamente a la entrada en vigor del EPIF. Para ello, alega que supone un “beneficio docente a favor del personal predoctoral”, basándose a su vez en criterios supuestamente preestablecidos por la ANECA. Queremos aclarar que la ANECA no establece un mínimo de horas para la acreditación de Ayudante Doctor. Por lo tanto, el establecimiento de las 180 horas de docencia no perjudica los y las predoctorales, sino que alivian la carga laboral (investigadora y docente) que deben realizar durante los cuatro años de doctorado. En su caso las 180 horas docentes limitan la precariedad del colectivo. Defenderemos el límite de docencia para todos los contratos a partir del próximo curso 2019/2020.

Muchas universidades, y entre ellas la UGR, han expresado su voluntad de pagar. Esperamos que todas sigan la línea expuesta por la CRUE. Sería una gran decepción que alguna decidiese no hacerlo. Seguimos manteniendo la posición firme que expusimos al inicio del conflicto tras la aprobación del EPIF. Aplicación inmediata de las subidas salariales sin prorrateos y establecimiento de las 180 horas docentes a partir del próximo curso 2019/2020.

CCOO en lucha con los y las predoctorales por unas condiciones de trabajo dignas en la I+D+i española. ¡Ni un paso atrás!