ROMPER LA BRECHA SALARIAL, UNA CUESTIÓN DE JUSTICIA

Aunque desde determinados sectores se niega que exista desigualdad entre mujeres y hombres, la realidad es bien distinta:

Las mujeres ocupan los sectores de actividad con menor reconocimiento económico y las categorías más bajas. Los puestos de alta dirección están mayoritariamente ocupados por hombres, mientras que los de base lo están por mujeres.

Las mujeres sufren una doble discriminación en el mercado laboral, que implica un salario medio por hora inferior y una mayor presencia «involuntaria» en la contratación parcial (casi el 75% son féminas). La brecha salarial es mayor en los contratos indefinidos (23,78%) que en los temporales (11,98%) y en la jornada a tiempo completo (12,51%) que a tiempo parcial (6,65%).

Estas menores retribuciones impactan también en las pensiones que se cobrarán tras la jubilación.

La brecha salarial es multicausal y se refleja en la educación, en las dificultades para acceder al empleo, en la segregación ocupacional en sectores de actividad, en la inexistente corresponsabilidad familiar real y en la falta de representación de las mujeres en la cúpula de las empresas.

La brecha salarial supone que las mujeres tengan que trabajar diez años más para ganar lo mismo que los hombres.

El próximo viernes 22 de Febrero se celebra el día por la Igualdad Salarial, para luchar contra la brecha salarial; este año en CCOO también queremos reivindicar una apuesta fuerte por la negociación colectiva en Andalucía, para trasladar a los convenios colectivos medidas en materia igualdad, mejorando las condiciones laborales de las mujeres.

Por ello CCOO anima a que el próximo viernes 22 de Febrero a las 12h, nos concentremos ante la Confederación Granadina de Empresarios.

Es muy importante que participemos activamente en esta movilización que, además, será el punto de partida para las acciones que llevaremos a cabo para la huelga feminista del próximo 8 de Marzo.