¿EN QUÉ SITUACIÓN QUEDARÁN LAS LISTAS DE PERSONAL INTERINO?

Ante las dudas surgidas sobre la situación de las listas de personal interino, con respecto a esta convocatoria de acceso de la Escala Auxiliar-Administrativa, en CCOO tenemos que aclarar las siguientes cuestiones que pueden ampliarse a las convocatorias de las escalas de Ayudantes de Bibliotecas y Gestión Informática, también en desarrollo:

La primera es: ¿qué va a pasar con la actual lista de personal interino cuando finalicen las convocatorias?

Esta cuestión está recogida en éstas. Existe un punto que establece la creación de una nueva lista de personal interino, anulándose la que funciona actualmente.

La segunda pregunta, muy importante, es: ¿quién puede formar parte de la nueva lista de personal interino?

Según lo dispuesto por el ««Acuerdo regulador del procedimiento de creación y gestión de listas para el nombramiento de funcionarios interinos en las diferentes escalas del Personal de Administración y Servicios Funcionario de la Universidad de Granada, de 24 de julio de 2017», podrán formar parte las personas interesadas que han participado en el proceso y que hayan aprobado algún ejercicio en esta convocatoria o en algunas de las convocatorias (Escala Auxiliar Administrativa, Gestión Informática y Ayudantes de Bibliotecas) a partir de 2008. Para ello, la UGR publicará la resolución correspondiente a cada convocatoria y establecerá un plazo para solicitar formar parte de la lista con los méritos que se aleguen.

Respecto a la escala Auxiliar Administrativa, la tercera y última es: ¿qué va a pasar cuando se incorporen las 77 personas nombradas como funcionarias de carrera?

En el peor de los casos, la UGR cesará como máximo a tantas personas interinas como personas nombradas como personal funcionario de carrera y que no estén trabajando al día de la incorporación. El resto seguirán trabajando porque hay que seguir cubriendo las necesidades de personal de la UGR en sus distintos centros y servicios.

Y decimos que en el peor de los casos, porque si la UGR tiene nuevas necesidades de personal, no cesará a tantas como se incorporen y no estén trabajando como personal interino. Ejemplo: Si de las 77 personas funcionarias de carrera, 50 son interinas, en el peor de los casos la UGR cesaría a 27.

Esto sería extrapolable a las convocatorias de Bibliotecas e Informática, con los números que correspondan.