CONTRATACIÓN Y AFINIDADES ENTRE ÁREAS

El pasado mes de julio la Universidad de Granada aprobó un nuevo baremo de contratación del profesorado laboral y ahora, como complemento, el Equipo de Gobierno ha iniciado un proceso para establecer un catálogo de afinidades entre las áreas.

La propuesta elaborada por el Vicerrectorado de Personal Docente e Investigador y el de Docencia ha sido remitida a los directores y directoras de los departamentos, a fin de que sea sometido a estudio por los miembros de los mismos.

Dada la importancia de esta cuestión, por si no os habéis fijado en el catálogo de afinidades remitido, podéis consultarlo aquí.

En los procesos de contratación, las afinidades se aplican a la valoración de los distintos méritos aportados por quienes concursan a una plaza determinada: si un mérito se considera perteneciente a la propia área de conocimiento, se valora en su plenitud, mientras que si se considera que el mérito corresponde a otra área, se reduce el valor del mérito, al multiplicarlo por 0’7, 0’5, 0’2, según sea la afinidad mayor o menor con el área que convoca la plaza.

Por lo tanto, es claro que los criterios de afinidad son en muchos casos determinantes de cuál es la persona que resulta seleccionada.

Para muchos profesores y profesoras de la UGR ésta es una cuestión que pasa inadvertida, pues siendo ya personal de la misma, no se sienten concernidos.

Pero en realidad, el baremo de contratación y el catálodo de afinidades -al igual que los criterios de la ANECA en otro ámbito- no sólo afectan individualmente, son decisiones que conciernen a la universidad en su conjunto, pues las afinidades marcan, por ejemplo, si se va a potenciar el trabajo interdisciplinar o se promueve el desarrollo estanco dentro de cada área.

En consecuencia, os animamos a leer con cierto detenimiento la propuesta de catálogo de afinidades que ha elaborado el Equipo de Gobierno.