PROPUESTAS SOBRE PROMOCIÓN INTERNA

Los procesos selectivos de las convocatorias de las escalas Técnica y de Gestión de Administración están finalizando, con la valoración realizada en la fase de concurso y, más adelante, con la publicación de los resultados definitivos.

Entendemos que la promoción interna debe ser un proceso en el que se seleccione de entre las personas aspirantes a las mejores, entendidas “las mejores” como aquellas que obtengan las mayores puntuaciones en las pruebas de la convocatoria, porque esas personas han realizado un esfuerzo importante para prepararse, cuentan con una amplia experiencia laboral demostrada durante años y tienen derecho a una promoción. Bajo esta óptica, tiene difícil explicación que se queden plazas vacantes (la Gerencia nos ha trasladado que esas plazas vacantes se incorporarán a la convocatoria prevista de 2019).

Por otro lado, la última convocatoria es exactamente igual que todas las que se han realizado desde el año 2010, al menos (no hemos ido más atrás en el tiempo) y el tribunal no ha podido tampoco antes  bajar la nota del aprobado por debajo del 5, pero sí subirla. CCOO sí propuso una modificación para mejorar la convocatoria, al igual que en las OPE publicadas en septiembre. Esta modificación consistía en que el tribunal no podría subir la nota del aprobado por encima del 5 tampoco. A pesar de que esta propuesta fue aprobada por unanimidad por la Junta de Personal y enviada a Gerencia, ésta no la incluyó en las convocatorias quedando la redacción como sigue: “La calificación máxima de este primer ejercicio será de 15 puntos, siendo necesario obtener un mínimo de 7´5 puntos para superarlo.”

Pese a las críticas recibidas, CCOO, desde el primer minuto que tuvo conocimiento de lo que iba a suceder en la Escala Técnica de Administración (quedarán plazas vacantes al final del proceso), ha estado trabajando en la búsqueda de posibles medidas que eviten o intenten evitar que, en el futuro, se den este tipo de situaciones, eso sí, siempre desde el respeto a la independencia del tribunal. La situación generada es muy desagradable porque nos consta que las personas aspirantes han dedicado un tiempo y un esfuerzo importante en la preparación de las pruebas, y la intención del tribunal no parece que fuera la de “cargarse” a compañeras y compañeros de forma masiva en el primer ejercicio, como nos han trasladado algunas de las personas que lo realizaron. Parece obvio que no supo calibrar el tipo de examen.

Pasado ese tiempo de búsqueda y evaluación de posibles propuestas, desde CCOO creemos que es el momento de plantearlas antes de que se pongan en marcha las convocatorias de promoción interna que vayan a desarrollarse durante 2019 en las áreas de Administración, Bibliotecas e Informática. Las propuestas intentan mejorar las convocatorias sin cambiar el sistema a mitad del partido, ya que entendemos que las próximas convocatorias son una continuación de las de 2018. Por último, estas propuestas que se plantean no tienen que ser iguales en todas las escalas, ya que la problemática puede ser distinta.

Así, hoy, en el pleno de la Junta de PAS, hemos planteado las siguientes propuestas para su debate.

Propuestas concretas que creemos que hay que implementar en las próximas convocatorias de promociones internas para tratar de evitar, en la medida de lo posible, que queden plazas vacantes:

1. En los ejercicios basados en un cuestionario de preguntas con respuestas alternativas planteamos:

1.1. Eliminación de las preguntas reserva, porque creemos que es un factor de distorsión innecesario que se añade a este tipo de ejercicios de respuestas múltiples.

1.2. Ajustar mejor el tiempo del ejercicio, así como el tiempo necesario que precisa la lectura y respuesta de cada una de las preguntas que forman el cuestionario. Así, planteamos que ese tiempo debe ser de 1 minuto como mínimo por pregunta y el tiempo máximo de realización del ejercicio no debe superar los 90 minutos.

1.3. Tres opciones respecto a la nota de corte:

1.3.1. Opción A: El aprobado debe estar en el 50% de las preguntas válidas, una vez descontadas las anuladas. Exactamente igual que se ha implementado para las últimas convocatorias de OPE. Así, la persona aspirante tendrá la certeza de dónde está la nota de corte y podrá decidir el número de preguntas a contestar, sin necesidad de arriesgar.

1.3.2.  Opción B: El aprobado debe ser el valor estadístico de la mediana de las puntuaciones obtenidas por las personas que realicen el ejercicio. De esta manera, nos aseguramos que siempre se seleccione el 50% de las mejores puntuaciones. Con esta regla, el nivel de la prueba lo marcan las personas aspirantes. El valor de la mediana cumple con el objetivo de que no queden plazas vacantes, siempre y cuando el número de personas que realicen el ejercicio sea el doble más uno de las plazas convocadas. Sin embargo, las personas aspirantes no podrán decidir el número de preguntas a contestar.

1.3.3.  Opción C: El aprobado será la mitad de la máxima nota obtenida por las personas aspirantes. Así se puede garantizar que, en el peor de los casos, la nota de corte no superará en ningún caso el 50% de las preguntas válidas. Eso sí, el nivel de la prueba también viene determinado por las personas aspirantes y éstas tendrán  la certeza de dónde está la nota de corte, en el peor de los casos, pudiendo decidir el número de preguntas a contestar, sin necesidad de arriesgar.

2. Insistir en una racionalización del temario. Esta medida ya la solicitamos en marzo de 2018 cuando se informó la convocatoria a la Gerencia.

3. Inclusión en los baremos de futuras convocatorias la valoración de los ejercicios superados en las convocatorias anteriores. Esta propuesta de CCOO fue acordada por unanimidad de la Junta de Personal y remitida a Gerencia, quien hizo caso omiso de la misma. Creemos que hay que volver a solicitar a Gerencia que incluya en las convocatorias de 2019 que se valorará en las próximas la superación de ejercicios. Esta valoración se realizará dentro de un nuevo ítem del baremo de la fase de concurso.

Medidas a medio plazo que se deberían estudiar para su puesta en marcha para las futuras convocatorias de promociones internas de las diferentes escalas de la UGR:

1. Que, una vez definido el temario, se pongan en marcha los cursos preparatorios en el Aula Virtual de Formación del PAS (AVFP) a disposición de las posibles personas aspirantes, lo antes posible. Que los cursos incluyan temario actualizado, ejercicios y supuestos prácticos. Así mismo, que los exámenes contemplen el contenido de estos cursos. Igualmente, esta medida también fue solicitada a la Gerencia en marzo de 2018.

2. Creación de un Manual de Instrucciones y Buenas Prácticas para los Tribunales de Selección en la UGR que ayudaría a evitar errores y posibles impugnaciones, se ganaría en transparencia y se acortarían los tiempos de ejecución de las convocatorias, aunque somos conscientes de que esta medida no evitará que se queden plazas vacantes.

3. Atendiendo al artículo 61.4 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público: “Las Administraciones Públicas podrán crear órganos especializados y permanentes para la organización de procesos selectivos, pudiéndose encomendar estas funciones a los Institutos o Escuelas de Administración Pública”, instar a la Gerencia a crear una Comisión de Trabajo dentro de la Mesa de Negociación del PAS para confeccionar un documento en este sentido.

Tras el debate promovido en el Pleno de la Junta de Personal, se ha acordado por unanimidad solicitar a Gerencia de manera inmediata el envío de las convocatorias previstas para 2019 y, para entonces, proponer las modificaciones oportunas a dichas convocatorias en este sentido.