AMPLIACIÓN DEL PERMISO DE PATERNIDAD A CINCO SEMANAS

Desde el 5 de julio de 2018 el permiso de paternidad es de cinco semanas en lugar de las cuatro a que se tenía derecho hasta ese momento. Esa 5ª semana se podrá disfrutar a continuación de las 4 primeras o en un momento diferente, antes de que pasen 9 meses.


Las condiciones actuales de disfrute del permiso de paternidad son las siguientes:

¿Quién puede disfrutarlo?

Aunque se llame permiso de paternidad en realidad puede disfrutarlo un hombre (en los casos de parejas heterosexuales o parejas de dos hombres) una mujer (en los casos de parejas de dos mujeres o adopción por pareja heterosexual)

Duración del permiso de paternidad

Actualmente el trabajador o la trabajadora tiene derecho a la suspensión del contrato por paternidad durante cinco semanas.

En los casos de parto, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples el permiso se ampliará en dos días más por cada hijo o hija a partir del segundo.

Periodo de disfrute

La persona que ejerza este derecho podrá elegir el periodo de disfrute:

  • desde la finalización del permiso por nacimiento previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial o la resolución administrativa que dé lugar a la adopción o la guarda con fines de adopción o de acogimiento,
  • hasta que finalice el permiso por parto o por adopción, guarda o acogimiento o inmediatamente después de la finalización de dicho permiso.

Periodo de disfrute de la 5ª semana

El disfrute del permiso durante las primeras cuatro semanas será obligatoriamente ininterrumpido, desde el momento señalado en el párrafo anterior, mientras que la quinta semana de permiso tendrá carácter “volante”, esto es, que podrá disfrutarse, alternativamente, bien de forma sucesiva a las 4 primeras semanas o bien en un nuevo periodo independiente dentro de los nueve meses siguientes a la fecha del nacimiento, la resolución judicial o la decisión administrativa correspondiente.

En los casos en los que se quiera disfrutar de la 5ª semana de permiso de forma “volante”, en un nuevo periodo independiente de las 4 primeras semanas, deberá contarse con el acuerdo previo entre  empresa y trabajador/a.

Disfrute a jornada completa o parcial

Como hasta ahora el permiso de paternidad podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o en régimen de jornada parcial de un mínimo del cincuenta por ciento, previo acuerdo con la empresa y conforme se determine reglamentariamente.

En todo caso, el régimen de jornada será el mismo para todo el período de 5 semanas, con independencia de que se disfrute de forma ininterrumpida o en dos periodos diferenciados.

Puedes ampliar la información consultando:

El permiso de paternidad y maternidad para parejas del mismo sexo en España (link: https://factorialhr.es/blog/permiso-paternidad-mismo-sexo-pareja-gay-lesbiana-2017/)

……………………………………………………………………………………………………..

Regulación: Redacción del artículo 48.7 del Estatuto de los Trabajadores dada por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018 (vigente desde el 5 julio 2018)

Artículo 48.7. En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1.d), el trabajador tendrá derecho a la suspensión del contrato por paternidad durante cinco semanas, ampliables en los supuestos de parto, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo. Esta suspensión es independiente del disfrute compartido de los periodos de descanso regulados en los apartados 4 y 5.

En el supuesto de parto, la suspensión corresponde en exclusiva al otro progenitor. En los supuestos de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, este derecho corresponderá solo a uno de los progenitores, a elección de los interesados; no obstante, cuando el periodo de descanso regulado en el apartado 5 sea disfrutado en su totalidad por uno de los progenitores, el derecho a la suspensión por paternidad únicamente podrá ser ejercido por el otro.

El trabajador que ejerza este derecho podrá iniciar su disfrute durante el periodo comprendido desde la finalización del permiso por nacimiento de hijo, previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento, hasta que finalice la suspensión del contrato por las causas establecidas en los apartados 4 y 5 o inmediatamente después de la finalización de dicha suspensión.

El período de suspensión será ininterrumpido salvo la última semana del período total a que se tenga derecho, que, previo acuerdo entre empresario y trabajador, podrá disfrutarse de forma independiente en otro momento dentro de los nueve meses siguientes a la fecha de nacimiento del hijo, la resolución judicial o la decisión administrativa a las que se refiere el párrafo anterior. Dicho acuerdo se adoptará al inicio del período de suspensión.

La suspensión del contrato a que se refiere este apartado podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o en régimen de jornada parcial de un mínimo del cincuenta por ciento, previo acuerdo entre el empresario y el trabajador, y conforme se determine reglamentariamente. En todo caso, el régimen de jornada será el mismo para todo el período de suspensión incluido, en su caso, el de disfrute independiente a que se refiere el párrafo anterior.

El trabajador deberá comunicar al empresario, con la debida antelación, el ejercicio de este derecho en los términos establecidos, en su caso, en los convenios colectivos.