“Echo en falta una respuesta universitaria más activa”

“Somos radicales de pensamiento, no de forma de vida. Ya sé que un tipo con corbata en el lobby de un hotel de cinco estrellas no parece que pueda ser alguien comprometido socialmente. Pero, en fin, yo tenía una reunión aquí al lado, y eso no significa que no sea radical, porque hay que serlo”. Quien habla casi disculpándose de su indumentaria en el vestíbulo del hotel Intercontinental de Madrid es Justo Villafañe, componente del Movimiento por la Dignidad (MPD) que echó a andar hace 10 meses. Agrupa a un centenar de personas —profesores universitarios, médicos o abogados— que pretenden regenerar la política. No tienen que ver con ningún partido, ni van a convertirse en uno. Son un grupo de reflexión intelectual, pues están convencidos de que con el pensamiento y la pluma se puede ser más incisivo que con una acción puntual.

Más detalles: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/03/actualidad/1396548443_828045.html