El cristal con que se mira

HACE muchos años que coincidieron en Granada los cuadros luminosos de Juan Vida y la visita de Terence Todman, embajador en España de uno de los presidentes más nefastos de la historia de EEUU, Ronald Reagan. La exposición, bajo el nombre de Iré a Santiago, tuvo lugar en el Centro Manuel de Falla. Corría el año 1983. Los intermediarios que organizaban esta visita sugirieron la retirada de algunos cuadros al suponer que su contenido (mujeres desnudas que mostraban con alegría serena su belleza más escondida) heriría la pacata conciencia de un diplomático tan carente de escrúpulos que, cuando estaba en Chile como embajador, no rehusó colaborar en la organización del golpe contra Salvador Allende. Pero las presiones nunca surtieron efecto y el Ayuntamiento de aquella época mantuvo los cuadros de Iré a Santiago en las paredes del Manuel de Falla. Aquellos años eran otros años.

Más detalles: http://www.granadahoy.com/article/opinion/1572821/cristal/con/se/mira.html