Anulado el despido de un docente que denunció un fraude en la UPF

Enric Martínez se incorporó a la Universidad Pompeu Fabra (UPF) en enero de 2010 como profesor asociado del departamento de Ciencias Políticas. Tenía un contrato parcial y temporal, por un tercio de jornada y de ocho meses de duración. Aunque la figura del profesor asociado está pensada para atraer a las universidades a profesionales reconocidos, Martínez no tenía ninguna actividad fuera de la universidad. Era uno de los conocidos como “falsos asociados”, una suerte de fraude bastante común en los campus catalanes.

Más detalles: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/08/15/catalunya/1376592542_897161.html