Carta abierta al Rector de la Universidad Politécnica de Madrid

Carta abierta al Rector de la Universidad Politécnica de Madrid
 
Sr. Rector,
Gracias a las medidas tomadas por Vd., ayer, 7 de marzo de 2013, blindando las entradas al Rectorado de nuestra Universidad, con un amplio contingente policial, impidiendo a los trabajadores y alumnos pasar a sus dependencias a pesar de ir identificados, ha conseguido desencadenar los incidentes más deplorables que se han vivido últimamente en esta Universidad.
 
A finales del los años sesenta la policía no podía franquear las puertas de los centros universitarios salvo autorización expresa de las autoridades docentes ¡qué tiempos! Ayer nos dió Vd. la oportunidad de vivir épocas que creíamos olvidadas.
Gracias a sus decisiones se produjeron cargas policiales contra personas adultas, pacíficas y honradas que fuimos empujados y apaleados como delincuentes, sí, personas que llevamos mucho tiempo sirviendo a la Universidad Politécnica de Madrid, esta Universidad que va paso a paso perdiendo ‘su excelencia’. Eso sí, no existieron distinciones entre PAS, PDI y algún que otro estudiante.
 
Después de estos acontecimientos que sólo pueden cubrir de oprobio y vergüenza a la comunidad universitaria, dudo de que le queden ánimos para seguir sentado en su despacho ‘estudiando’ como deshacerse de un elevado número de trabajadores que llevan varios años cumpliendo escrupulosamente con su trabajo.
 
No sé si esta noche habrá logrado dormir tranquilo, yo no he podido hacerlo porque he revivido una y otra vez los acontecimientos ocurridos en la mañana de ayer, además no he logrado erradicar el dolor de la nariz y la espalda (a pesar de todo estoy en mi puesto de trabajo).
 
Por último, me permito apelar al buen sentido, ética y sensibilidad de los miembros del Consejo de Gobierno de la Universidad Politécnica de Madrid para que voten en contra de las ‘arbitrarias medidas’ propuestas que, sin duda, conducirían a la exclusión social de más de trescientas familias, al deterioro de los servicios que la Institución presta actualmente y después al paulatino desmantelamiento de nuestra Universidad.
 
Luchamos por los puestos de trabajo y por una Universidad Pública y de Calidad.
 
PAS (a un año de la jubilación)