Agonía en la Universidad Politécnica de Madrid, compañeros del PAS y PDI piden nuestra solidaridad ante despidos masivos

La situación de excepción que vive la UPM tiene dificil salida si no se implica a la Comunidad de Madrid que es quien ha provocado la situación, y tiene la competencia de la Educación Superior en la Comunidad de Madrid, a pesar de que la gestión universitaria de estos últimos años sea manifiestamente mejorable.  Han fracasado las negociaciones de los órganos de representación (Juntas, Comités y Sindicatos) con el equipo rectoral, ya que solo han aceptado 2 propuestas de más de 20 que realizaron y el Rector ha dado por concluida la negociación  con la parte social.  Todo lo que no sea echar interinos del PAS y recortar el Complemento autonómico al PDI, no es aceptable.  Lo que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha puesto encima de la mesa de la UPM es: echar interinos y si no es suficiente que se siga con los contratados.  Empiezan proponiendo el despido de 301 trabajadores del PAS y después seguiran con el PDI interino (alrededor de 150). Así como con más recortes salariales.  El jueves 7 de marzo hay una concentración a las 13:00 en el Rectorado. No permiten realizar asambleas en el recinto del Rectorado y pretenden que no se pueda estar en la calle.  El sábado 9 han convocado el Consejo de Gobierno en el que se intenta por 2ª vez aprobar los Prespuestos y las medidas citadas. Es a las 10:00 horas y se convoca una concentración en la puerta del Rectorado (Avda Ramiro de Maeztu, 7).  Sería deseable que paseis la información para que el resto de Universidades de Madrid apoyen y tomen nota. Ya son dos las universidades con problemas de financiación y avocadas a intervenirlas ante una quiebra: la  UPM. y la UCM.  El origen de la situación es el mismo: la comunidad de Madrid esta recortando la financiación pública hasta unos extremos de hacer inviable el funcionamiento de éstas. Así mismo los gestores universitarios no pueden convertirse en los ejecutores de una politica que claramente no defiende el ámbito público, en particular la Universidad Pública, subiendo las tasas académicas y recortando la financiación de las universidades.