Ayúdeme a investigar

Ante al desplome de las ayudas oficiales a la I+D, cada vez más investigadores están recurriendo a la colaboración ciudadana directa para compensar (e incluso suplir) el impacto de los recortes en sus proyectos. Desde el año 2009, la caída acumulada de los fondos públicos destinados a investigación alcanza el 38%. En una de las últimas llamadas de atención (casi de auxilio), la comunidad científica describía un escenario desalentador: España se aleja a la carrera de las tasas de inversión en I+D de la media europea mientras sus jóvenes científicos hacen las maletas.

Más detalles: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/02/23/actualidad/1361651357_628673.html