Una cuenta pendiente con el conocimiento

Los universitarios entienden perfectamente el problema del pago de los medicamentos y que se produzcan protestas por cinco meses de deuda a las farmacias; pero a las universidades se les debe el equivalente, entre unas cosas y otras, a doce mensualidades de subvención ordinaria, o sea un año, y “no pasa nada” constata un gestor. La deuda con el núcleo duro de la sociedad del conocimiento ronda a día de hoy los 900 millones de euros, siguiendo un método que estrenó Zaplana con los acuerdos sobre inversiones de 1999 consistente en que las universidades vayan gastando que luego se les ingresará. El método en una crisis como ésta hace aguas, a pesar de que pública y recientemente el president Alberto Fabra subrayaba que “una economía basada en la investigación, la ciencia y el conocimiento garantiza el bienestar de los ciudadanos y la creación de empleo”.

Más detalles: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/12/24/valencia/1356366186_138353.html