El acto de inauguración se celebra a puerta cerrada

El pasado viernes, un grupo de Asamblea UGR decidía encerrarse en el Hospital Real, donde se encuentra el rectorado de la Universidad de Granada. Era el primer acto de una historia que ha acabado hoy con la celebración de la apertura oficial del curso académico 2012-2013 y el nombramiento de nuevos doctores a puerta cerrada.