Promoción de ayudantes doctores

En las reuniones mantenidas en esta semana por el Vicerrector de
Ordenación Académica y Profesorado y el Gerente con los órganos de
representación del profesorado (Junta de Personal y Comité de Empresa)
convocadas para informar sobre la aplicación del recorte salarial al
profesorado de la Universidad de Granada, los representantes de
CCOO han preguntado sobre la promoción de ayudantes y ayudantes doctores
con acreditación de contratado doctor.

Por parte de los representantes del Equipo de Gobierno se ha señalado que
las plazas de Contratado Doctor dependen de la Junta de Andalucía y que en
el decreto ley andaluz se indica que cualquier oferta de empleo público
será examinada cuidadosamente por la Consejería de Hacienda. El Equipo de
Gobierno intentará hacer lo que se pueda y tiene la firme voluntad de
defender a los ayudantes doctores, pero no han podido especificar ningún
detalle más sobre cómo van a proteger a este colectivo.

Ante los problemas que la promoción a contratado doctor podía suponer por
el Decreto Ley 20/2011 (de 30 de diciembre) restrictivo de las ofertas
públicas de empleo (a las que hoy por hoy están sometidas las plazas de
contratado doctor), CCOO presentó en el mes de marzo a la Junta de
Andalucía la propuesta de modificar el Convenio colectivo permitiendo la
transformación automática para todos los ayudantes doctores que tuviesen
la acreditación de contratado doctor.

Esta propuesta ha sido hasta el momento desoída tanto por la Junta de
Andalucía como por las distintas universidades andaluzas, cuestión que
hasta ahora no ha sido excesivamente preocupante dado que se han seguido
convocando plazas de contratado doctor para la promoción y estabilización.

Pero en el momento actual, ante la nueva actitud del Ministerio, instando
a la paralización de titularidades y cátedras, y el Decreto Ley 1/2012 de la Junta de Andalucía,
que incide de modo más restrictivo en la posibilidad de convocatoria de
plazas, consideramos que ha llegado el momento de que la Junta de
Andalucía y las universidades andaluzas acepten la propuesta de la
transformación de contrato como vía que siga permitiendo la promoción
prevista en el convenio colectivo, y, sobre todo, la estabilidad del
profesorado ayudante doctor que sino se vería expulsado de la universidad
en la que tiene una plaza ganada por concurso.