CCOO exige a los rectores andaluces el rechazo del RD 14/2012

En los próximos días tendrá lugar la reunión interna en la que los Vicerrectores de las universidades públicas andaluzas estudiarán la aplicación del RD 14/2012 en nuestra Comunidad.

Como ya venimos informando, la citada norma modifica el régimen de dedicación a la docencia del profesorado, que en la mayoría de los casos se situará en 32 créditos ECTS. Asimismo, establece como criterio para disminuir el número de horas la posesión de sexenios vivos de investigación, dando por hecho que el profesorado que no lo posee hace dejación de sus funciones en este área.

Habría que recordarle al Sr. Ministro que el sexenio se concibió como un reconocimiento a la excelencia, y que además su concesión difiere mucho según las áreas de conocimiento, por no hablar de la imposibilidad de obtención de los mismos en el caso del profesorado laboral.

¿Cómo es posible hablar de mejora en la docencia universitaria cuando se incrementan las horas de docencia y  se reduce al máximo la inversión en investigación?

Para CC.OO. esta medida es claramente injusta y perjudicial pues prioriza a una cierta élite académica, con un criterio que relaciona el mérito con la edad y castiga las carreras incipientes. La docencia aparece como “castigo” para aquellos que no han sido “suficientemente responsables”, pero lo que en realidad oculta esta medida es la intención de acabar con la investigación en nuestras universidades: se hace imposible la dedicación a la investigación por parte de la mayoría del profesorado, por no hablar del inicio en la misma en el caso del profesorado más joven llamado a construir la universidad del futuro; se merma la calidad de la docencia que será, en el mejor de los casos,  una mera repetición automática y desprovista  del  conocimiento crítico que proporciona la labor investigadora,, al no verse alimentada por el conocimiento y la innovación de la mano de la dedicación a la investigación; y se facilita el despido de muchos docentes que verán como sus tareas  serán asumidas por otros compañeros y compañeras.

Ante este ataque sin precedentes a la universidad pública, CCOO insta a los rectores y rectoras de las universidades públicas andaluzas a:

  1. no incrementar la carga docente del profesorado en ningún caso por encima de las 240 horas anuales, así como a no recurrir el “sexenio” como criterio para el aumento de las tareas docentes;
  2. aplicar con carácter inmediato el convenio colectivo en lo que se refiere a la promoción y estabilización del profesorado; 
  3. pronunciarse a través de sus órganos de gobierno colegiados en contra de la aplicación del RD, como ya lo han hecho las universidades de Santiago de Compostela y Jaume I en sus respectivos Consejos de Gobierno;
  4. promocionar, impulsar y apoyar todas las iniciativas posibles para conseguir la retirada o, en su caso, la impugnación, de la norma aprobada;
  5. trasladar a la Junta de Andalucía la oposición de la comunidad universitaria a la implantación de las medidas impuestas;· en particular, la exigencia de la congelación de tasas y la oposición a cualquier propuesta de subida.

CC.OO. dará todo su apoyo a los equipos de gobierno de las Universidades Andaluzas para construir e implantar soluciones sólidas que nos permitan salir de la situación actual, pero será firme, inflexible y beligerante si las medidas adoptadas en nuestra Comunidad suponen el desmantelamiento de la Universidad Pública.