Graves decisiones del Consejo de Gobierno

 

 El Consejo de Gobierno del 20 de diciembre aprobó dos propuestas que suponen un claro perjuicio para el profesorado y el personal investigador y marcan una tendencia regresiva en la política de gastos.


El último Consejo de Gobierno del año no ha traído buenas noticias para el Personal Docente e Investigador. Por un lado se pretende gastar el dinero de Acción Social en una sustanciosa ampliación del premio de jubilación que beneficiará de modo muy desigual al PAS, dejando directamente fuera al profesorado; al mismo tiempo se hace desaparecer el Plan de estabilización del Personal Investigador.
1. Se prevé un vertiginoso aumento del premio de jubilación para algunos PAS, rompiendo con el carácter redistributivo de la Acción social y dejando fuera al profesorado
Desde 2004 la Universidad de Granada viene aumentando paulatinamente el Premio de Jubilación de modo líneal para todo el colectivo afectado (Profesorado y PAS funcionario). De este modo se mantiene el carácter redistributivo de los fondos de acción social, pues el premio de jubilación es proporcionalmente mayor para quienes recibirán las pensiones más bajas. Para el año 2011 la cuantía ha sido de 8.500 euros.
Rompiendo con esta línea, el Rector y su equipo de gobierno prevén en los presupuestos que ha aprobado el Consejo de Gobierno una subida magnánima del premio de jubilación para el PAS funcionario (sobre todo para algunas personas, pues beneficiará más a quienes más ganan), dejando fuera del mismo al profesorado. Esta medida, según manifestó el Gerente, estaba prevista en el Programa de Francisco González Lodeiro a Rector.
El Rector rompe así el carácter redistributivo de la acción social, pues gastará mucho más dinero en quienes van a recibir la pensión máxima que en quienes recibirán una pequeña pensión:
  • un PAS del grupo A puede cobrar hasta 30.000 euros de premio de jubilación, en lugar de los 8.500 euros que cobraría con la normativa actual,
  • un PAS del grupo C cobrará poco más de 13.000 euros (en lugar de 8.500),
  • un profesor , sea cuál sea su sueldo, cobrará 8.500 euros.

 

2. Se elimina el Plan de estabilización del personal investigador

 

Con la excusa de la adaptación a la Ley de la Ciencia «se hace desaparecer» el Plan de Plan de Dotación de Plazas de Profesorado para Incorporación de Investigadores a los Departamentos de la Universidad de Granada (Acta del Consejo de Gobierno, punto 6).

Con ello se priva del derecho de estabilización hasta ahora existente a quienes se incorporen a partir de ahora con un contrato Ramón y Cajal o un contrato del Programa de Incorporación de Doctores del Plan Propio.

No podemos pensar que se debe a razones de dinero, pues el apartado anterior nos muestra cuán generosos pueden ser el Rector y el Consejo de Gobierno con quien quieren: la incorporación definitiva de un investigador a la UGR cuesta (incluida Seguridad Social) 42.000 euros al año, un poco más que cada premio de jubilación «extra» de los que piensa conceder el Rector a algunos PAS.